Qué hacer cuando las cosas salen mal - Consejos para la decoración y pintura del hogar

Qué hacer cuando las cosas salen mal

La bloguera Nicole Balch, especialista en proyectos Hágalo usted de Making It Lovely, le cuenta a Glidden® que, incluso cuando eres especialista en proyectos Hágalo usted, puedes elegir mal el color.  Pero no tenga miedo, ¡solo es pintura!

A Story of Disaster

Permítame contarle una breve historia. Hace unos años, antes de que compráramos la casa en la que vivimos hoy, mi esposo y yo vivíamos en la planta baja de una propiedad horizontal que había sido convertida en un edificio de apartamentos. Teníamos un arrendador muy benévolo que nos permitió pintar las paredes en el color que nos gustara, así que aprovechamos la libertad que nos dio. ¡Nuestra sala y comedor eran de color púrpura! Éramos jóvenes y nos encantaba vivir en una casa colorida y divertida.

A esa vivienda, cuando la renovaron, le hicieron una modificación para que pudiera tener las escaleras que llevarían a los departamentos. El resultado de dicha modificación fue un invernadero muy iluminado y repleto de ventanas en la parte posterior de la vivienda. Lo usábamos como nuestro recibidor e ingreso diario, ya que estaba de camino hacia nuestro auto pero no pasábamos mucho tiempo allí. Un espacio pequeño fabuloso donde probar algunos colores, ¿no cree? ¿Qué tal un rosa intenso? ¡Madre mía! Me di cuenta de que era excesivamente intenso mientras estaba pintando pero no estaba preparada para ver cómo luciría en la mañana. La habitación tenía vista al Sur y al Este y al día siguiente, cuando salió el sol, la cocina contigua resplandeció con un rosa intenso. ¡Era terrible! Convivimos con ese color durante unos días antes de que tratara de contrarrestar el resultado pintando franjas de color tostado en toda la habitación. No resultó ser una gran mejora. Finalmente, pinté toda la habitación en color tostado y di por concluido el tema.

Leaving Fear Behind

¿Dejé que eso me disuadiera de pintar? ¡No! Y tampoco quisiera que el miedo a cometer errores le disuadiera a usted. Algunas veces se cometen errores; le pasa a los mejores. Cuando nos mudamos a la casa en la que vivimos ahora, pinté el dormitorio en un amarillo pastel. Era un color bonito pero, ni bien terminé de aplicarlo, el resultado final me transportó automáticamente a la cocina de mi abuela. ¿Quién hubiera pensado que haría una asociación de tal magnitud entre el amarillo y las cocinas? (Comentario al margen: ¡mi cocina ahora es amarilla!) No hay problema. La habitación estaba vacía, de manera que decidí continuar. Al día siguiente, la pinté de un marrón grisáceo neutro y quedó encantadora.

¿Qué debemos hacer cuando el resultado es malo? ¿Cómo lo solucionamos? Primero, pregúntese si realmente odia el resultado o si solo hace falta acostumbrarse porque es algo diferente. Las habitaciones siempre lucen mejor luego de volver a colocar los muebles y todos los pequeños detalles, como cojines y cuadros. Sin embargo, si decide que debe volver a pintar, no hay problema. Aplique una base en las paredes si piensa cambiar de color drásticamente (o aplique una pintura con base incorporada) y continúe con el trabajo. Si pintará de un color o tonalidad ligeramente diferente, puede ir directamente al paso de pintura.

¡O también podría darle una oportunidad a esas franjas anchas!



Como siempre, consulte la etiqueta del producto, la hoja de datos técnicos y la hoja de datos de seguridad para ver instrucciones detalladas de seguridad y aplicación.

CHAT
Abrir Glidden Color Coach
Glidden Color Coach