Muestras de color: los 5 errores principales que se deben evitar - Consejos para la decoración y pintura del hogar

Muestras de color: los 5 errores principales que se deben evitar

Stefanie-1.jpg

Ha llegado a la tienda de pinturas, donde comienza a observar un mural repleto de muestras de pinturas en todos los tonos posibles y comprende que, sencillamente, está abrumado por la decisión que debe tomar. Incluso tenía la certeza de saber exactamente lo que quería, el hecho de enfrentarse a esa cantidad de pequeñas muestras hace que, de alguna manera, su seguridad se debilite.

Dar el primer paso suele ser la mitad del problema, por eso esperamos que estos consejos le resulten útiles para comenzar su proyecto con el pie derecho y, fundamentalmente, para que se sienta superfeliz con los colores elegidos.

Error N°1: elegir un color basándose únicamente en la muestra de la tienda

Como primera medida, es importante que programe visitar la tienda de pintura al menos dos veces para cada proyecto que emprenda. ¿Por qué? Porque le será útil comparar diferentes muestras de colores antes de decidirse por el color definitivo para el proyecto. Incluso si encuentra una muestra que le apasiona, es conveniente que elija también otras cuantas alternativas y lleve todas las muestras a su casa para ver cómo luce cada una de ellas en la habitación que pintará, en contraste con la iluminación del ambiente. Observar una muestra de pintura en uno de los pasillos de su tienda de pinturas local no es suficiente para apreciar cómo lucirá el color en las cuatro paredes de la habitación en diferentes momentos del día. Lo mismo ocurre con los colores que ha visto en paredes de otras casas. Una misma pintura puede lucir completamente diferente según el ambiente donde se la aplique.

paintpots.jpg

Error N°2: probar solo una tonalidad de cada color

Incluso cuando las muestras son muy similares entre sí, los diferentes matices de cada color pueden generar una diferencia muy marcada. Esa tonalidad pálida de amarillo que parecía perfecta en la muestra puede haber lucido demasiado brillante en la pared, pero si hubiera probado una tonalidad de amarillo similar, solo que unos cuantos tonos más oscura, habría logrado ese amarillo mantequilla ideal que tenía en mente. De manera que en cuanto haya delimitado las opciones a dos colores, es conveniente probar unas cuantas variedades de cada uno para encontrar la opción perfecta.

Error N°3: temerle a los colores oscuros

Una tonalidad oscura puede dar miedo, ya sea porque conlleva un cambio drástico o porque le genera la preocupación de que haga lucir el ambiente más pequeño. ¡Pruébela! Algo que puede causarle una profunda decepción es darse cuenta de que, luego de tanto trabajo, el color elegido es demasiado claro. Por ejemplo, las tonalidades de gris más bellas se ubican en la gama media u oscura del muestrario de colores; cuando las tonalidades de pintura gris son demasiado pálidas, la pintura puede lucir casi como un blanco sucio cuando se aplica en la pared. No tenga miedo de usar las tonalidades más oscuras, especialmente cuando lidia con colores neutros; los resultados pueden ser maravillosos.

Error N°4: probar la pintura sobre áreas diminutas

Decidió seguir el consejo y se llevó a casa varias muestras de colores para probarlas. ¡Úselas! No pretenda apreciar el efecto del color en su totalidad aplicándolo en una superficie de solo 5". Cubra la mayor cantidad de superficie posible, sin olvidar que es una prueba, para que al decidir si el color es el correcto esté lo más cerca posible de apreciar cómo será el resultado final. Luego, aplique una segunda capa. Utilizar secciones grandes para probar un color le permitirá apreciar más acabadamente cómo lucirá el color con distintos tipos de iluminación. Una determinada tonalidad podría lucir mejor o peor dependiendo de la hora, es decir, si es de día o de noche. Realmente le conviene seguir este consejo. Solo demorará unos pocos minutos más en pintar un área grande, en lugar de una pequeña, y realmente vale la pena hacer el esfuerzo.

Error N°5: tomar una decisión antes de que seque la pintura

No es fácil tener paciencia, pero esperar unas pocas horas hasta que la pintura esté seca realmente vale la pena. Una vez que haya aplicado esas muestras, déjelas secar por completo antes de tomar una decisión definitiva. Algunos colores de pintura lucen casi iguales estando húmedos o secos, pero hay otros colores que pueden lucir muy diferentes después de secarse. Luego de haberse esforzado tanto para probar sus muestras en secciones amplias, sería una lástima apurar el resultado. Tómese el tiempo de beber una taza de café y luego, vuelva a la habitación y elija su color favorito.

Así que ahí lo tiene: esos son los 5 principales errores que se cometen al elegir un color de pintura y que pueden evitarse fácilmente. Esperamos que su próxima visita a la tienda de pintura sea un poco menos estresante.

CHAT
Abrir Glidden Color Coach
Glidden Color Coach