Una habitación menos rosa para una niña más adulta - Consejos para la decoración y pintura del hogar

Una habitación menos rosa para una niña más adulta

La bloguera Ana White, especialista en proyectos Hágalo usted y autora de Ana-White.com, le muestra a Glidden® cómo el blanco combina con todo... incluso en la habitación de una niña pequeña.

makeoverpink.jpg

Se pregunta: ¿Por qué pintaríamos la hermosa habitación rosada de Grace?

Había dos motivos.

1. La habitación estaba tan cuidadosamente pensada en función del color de la colcha, la paleta de colores era tan definida y limitada, que cualquier juguete que quedara afuera o cualquier accesorio que se agregara a la habitación no "combinaba". Y en nuestra pequeña casa, cada habitación debe ser, antes que nada, muy funcional.
 
2. Me encantaban las paredes rosadas. Pero mi hija, que hoy tiene cinco años y comienza a ir a la escuela, decidió que la habitación era demasiado infantil para ella. Quería algo simple y un poco más "adulto".
 
La habitación mide 8 por 8 pies con un armario pequeño. Para hacer que la habitación pareciera más grande, agregamos una moldura -una tabla de pino pintada de blanco- a unos 5½ pies de altura. Esto hizo que las paredes parecieran más bajas y anchas para lograr que la línea del cielorraso bajara.

before-after-bedroom-pink111.jpg
 
Nos encanta la moldura y decidimos conservarla. Pero las paredes estaban en malas condiciones ¡y era hora de pintarlas!
 
Después de mucha reflexión y análisis, me sorprendí con una elección muy atrevida para mí: blanco hueso.
 
No existe un color más etéreo y generoso que el blanco. Con las paredes blancas, las obras de arte y los muebles podían destacarse y todo "combinaría". Buscábamos un estilo que evocara un campamento de verano, lleno de funcionalidad y encanto simple, y paredes blancas que ofrecieran una base adecuada para esta habitación.

before-after-bedroom-pink04.jpg
 
Cubrí todas las paredes con cinta, para proteger las puertas de madera y el rodapié, y la moldura blanca.

before-after-bedroom-pink05.jpg

Elegimos el Antique White de Glidden. Tenía la cantidad exacta de tinte para contrastar bien con la moldura blanca y ofrecería un fondo relajante para los coloridos juguetes y accesorios.

before-after-bedroom-pink06.jpg

¡Estaba más nerviosa cuando apliqué el blanco que cuando apliqué el rosado! Casi me sentía una atrevida al cubrir el rosado brillante con el blanco.

before-after-bedroom-pink07.jpg
 
Y me asusté cuando el blanco parecía haber tomado un brillo verdoso por la cinta.

before-after-bedroom-pink08.jpg
 
Pero cuando terminé, estaba muy contenta con la sensación luminosa y etérea que logró la nueva pintura. Nos encantó el Antique White.

before-after-bedroom-pink09.jpg
 
Pero todos extrañábamos un poco el rosado. Por lo tanto, elegí un rosado antiguo suave para pintar un minicentro de entretenimiento que había fabricado para el espacio.

before-after-bedroom-pink10.jpg

Y envejecí los bordes con un barniz chocolate para dar un estilo antiguo al mueble.

before-after-bedroom-pink03.jpg

Agregué el mueble a la habitación debajo de una litera teñida de color marrón medio. El primer desafío apareció cuando llegaron las sillas con estampado de bosque en un tono de rosado distinto al del centro de entretenimiento. Con las paredes blancas, todo combina y queda fantástico, en especial, ¡los niños jugando!

Cuando piense en una habitación infantil, no se limite al rosado, el azul, el verde, el amarillo o el púrpura. En realidad, todos son colores hermosos, ¡pero también tenga en cuenta un tono de blanco hueso!

CHAT
Abrir Glidden Color Coach
Glidden Color Coach