Inspirado en la cocina de la abuela

La bloguera Nicole Balch, especialista en proyectos Hágalo usted, de Making It Lovely, le cuenta a Glidden® cómo usó el color para dar una calidez nostálgica a la renovación de su cocina.

Mi esposo y yo rehicimos totalmente la cocina cuando nos mudamos a esta casa hace cinco años. Las paredes de la habitación eran blancas y se percibían intentos de pintar margaritas azules para hacerla acogedora (¡intentaron! No funcionó, pero al menos hicieron el esfuerzo, ¿no?) También había gabinetes en roble oscuro, encimeras con laminados de imitación de madera y pisos de arce originales (100 años de antigüedad).
 
Inspirado en la cocina de la abuela
Sacamos los gabinetes antiguos y los reemplazamos por unos nuevos en color blanco, compramos electrodomésticos nuevos y le dimos al espacio un estilo totalmente nuevo. La cocina de mi abuela era amarilla y supongo que era un concepto que tenía muy fijo porque también elegí el amarillo para nuestra cocina. (Try Wayward Wind for a similar look.)
Before/After

Before and After of Grandma's Kitchen

Before/After

Sacamos los gabinetes antiguos y los reemplazamos por unos nuevos en color blanco, compramos electrodomésticos nuevos y le dimos al espacio un estilo totalmente nuevo. La cocina de mi abuela era amarilla y supongo que era un concepto que tenía muy fijo porque también elegí el amarillo para nuestra cocina. (Try Wayward Wind for a similar look.)
Las paredes con una nueva capa de amarillo combinaban con el tono del piso, y al colocar gabinetes blancos, la habitación siguió siendo luminosa y fresca.

La cocina cumplió muy bien su función durante los últimos cinco años, pero no puedo dejar de pensar que es hora de hacer algunos pequeños cambios. ¿Quizás sea hora de volver a pintar? ¿Por qué no? Con el piso neutro, los gabinetes y las encimeras, ¡las paredes serían lo más fácil de cambiar para darle a la habitación un estilo totalmente nuevo otra vez!

Encuentre sus colores de pintura favoritos

Grandma's Kitchen Inspiration

Las paredes con una nueva capa de amarillo combinaban con el tono del piso, y al colocar gabinetes blancos, la habitación siguió siendo luminosa y fresca.

La cocina cumplió muy bien su función durante los últimos cinco años, pero no puedo dejar de pensar que es hora de hacer algunos pequeños cambios. ¿Quizás sea hora de volver a pintar? ¿Por qué no? Con el piso neutro, los gabinetes y las encimeras, ¡las paredes serían lo más fácil de cambiar para darle a la habitación un estilo totalmente nuevo otra vez!

Encuentre sus colores de pintura favoritos